Cristina Fernández: “Después de Evita ningún machirulo con nosotros”

La segunda oradora de la tarde fue Cristina Fernández de Kirchner, tal vez la más esperada por la multitud presente que la recibió con gran afecto en la provincia.

La candidata a vicepresidenta de la Nación habló unos 15 minutos y comenzó sus palabras agradeciendo el poncho que le regaló el gobernador Verna, tejido por Elvira, artesana pampeana, “la verdad es que nunca me mandó, ni él ni nadie a lavar los platos, pese a que hay mucho marchirulo suelto últimamente pero las mujeres peronistas somos fuertes y después de Evita ningún machirulo con nosotros”.

Cristina pidió por que no haya más neoliberalismo en el país, debido a que lo sufre el pueblo argentino, en principio con el Golpe de 1976, luego con la experiencia de la década de los 90, “y ahora esta última, y tercera experiencia, que vino con una novedad, por primera vez la Argentina parece atendida por sus propios dueños. Creo que todos los argentinos y argentinas debemos replantearnos y plantearnos por qué suceden estas cosas”.

La compañera de fórmula de Alberto Fernández sostuvo que la unidad no es una declaración e hizo hincapié en la generosidad que deben tener los dirigentes políticos, cualquiera sea su partido, de pensar en la gente, “son los hombres y las mujeres de a pié los que sufren estas políticas de devastación”.

“Esta unidad que hemos logrado no nos tiene que hacer creer que todo está ganado, al contrario, tenemos que tener la claridad de saber que esta es una tarea dura la que va a venir, nos hay vuelto a endeudar, han vuelto a empobrecer a los argentinos, hemos retrocedido en apenas 4 años”, continuó, llamándose a no hacer leña del árbol caído porque no vale la pena, “creo que todos los argentinos saben bien lo que está pasando, no perdamos el tiempo y tengamos la serenidad y sobre todo el amor que va a exigir la reconstrucción de lo que se ha destruido”.

Uno de los puntos más aplaudidos fue cuándo dijo que habrá que saber en qué se fue la plata del endeudamiento, “no sería justo sino, y la verdad que uno escucha decir cosas pero no vale la pena venir a hablar de mentiras o de psicopateadas, por momentos parecen acciones de psicópatas, imputar a los demás las cosas que han hecho ellos, pero no importa, nosotros, que tenemos una larga tradición de construcción, de gestión, de estar al frente de las cosas, hablan de 80 años en que los únicos períodos de desendeudamiento del país han sido en los gobiernos nacionales, populares y democráticos”.

Para finalizar, Cristina Fernández sostuvo: “quiero agradecerles a todos ustedes , a todo este pueblo, este infinito amor que es recíproco”.