Denuncia penal por falso mensaje

La fiscal de Estado de la Provincia, Romina Schmidt, denunció penalmente a Leonardo Nahuel García Molina, debido al mensaje que viralizó por vía de whatsapp, confirmando la presencia del virus COVID-19 en La Pampa.

La funcionaria provincial explicó en la denuncia que en el día de ayer había tomado conocimiento a raíz de un llamado anónimo a las líneas rotativas del Servicio de Salud de la Provincia, que la persona denunciada hizo circular un mensaje de voz por “Whatsapp”, indicando la presencia del virus COVID-19 en la localidad de Toay. “Aparentemente grabado por él o cuanto menos reenviado por él (según la denuncia anónima) a numerosos números de teléfonos celular y mediante la aplicación conocida como whatsapp, generando la viralización de un mensaje falso y atemorizante en relación a la propagación del virus COVUD-19, que tiene en vela a toda la población mundial y puntualmente en este caso, a nuestra Provincia”, destacó en la denuncia que ahora se analiza en la Justicia provincial.
El mensaje viralizado consignaba textualmente: “Gente…eh Gentes. Ya tenemos el virus acá. Recién eh!… una persona que trabaja acá en el FAERAC dijo que, ¡qué bueno, que ya se dio!, le hicieron todos los hisopados y falta uno solo, pero todo el resto ya le dio positivo, que, este que, este último hisopado que le tenían que hacer ya era prácticamente positivo también, está en Toay, así que bueno, a cuidarse”.
Schmidt constató en la denuncia que de inmediato consultó a los Servicios de Salud de la Provincia y se pudo verificar que la información suministrada en el mensaje de voz era de falsedad absoluta. “Y aunque fuese verdadera -que no lo es- la manera en la que se viralizó el mensaje, lejos de constituir una forma de ayuda o colaboración con la sociedad, sólo generó desconcierto, miedo e intimación”, amplió.
El hecho denunciado encuadra en el delito tipificado en el artículo 211 del ordenamiento de fondo el cual dispone que “será reprimido con prisión de dos a seis años, el que, para infundir un temor público, o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos”.
Por último, la fiscal de Estado puntualizó que el mensaje difundido por el denunciado, “corrompe todos los esfuerzos esgrimidos por las autoridades y la población en general, infundiendo temor y generando desconcierto en la sociedad pampeana”.