Justo el “Gato” en Rosario

Contento por el apodo, y con muchos carteles ratificando el sobrenombre, Mauricio Macri continuó la campaña del Si, se puede, en la ciudad de Rosario. Una gran cantidad de personas acompañó al candidato de Juntos por el Cambio.

Al igual que en todo el recorrido por las que denominaron ciudades importantes de Argentina, claramente para Macri La Pampa no es importante porque no pasó por estas tierras, el actual presidente repitió lo mismo que viene reiterando día a día, habló de futuro, trabajo, salud, educación, todas áreas con índices negativos y violentos recortes durante su gestión, y le pidió, en la que denominó la cuna de la Bandera, de las exportaciones y de Messi, que respondan las preguntas guionadas al canto de Sí, se puede.

El discurso del presidente parece el de un líder de la oposición, sin hacerse cargo que aún están en mandato y al frente del Ejecutivo nacional, habla de sostener la fuerza lograda pero desde un lugar corrido al que le corresponde, el de presidente, como anticipando lo que ocurrirá el domingo.

Aun con una leve esperanza de segunda vuelta, sólo en él y algunos dirigentes de Cambiemos, llamó a votar en contra de todo lo hecho por gobiernos anteriores, nuevamente sin repasar lo realizado en su gestión, que introdujo a millones de argentinos en la pobreza e indigencia.