La vacuna de Oxford contra el COVID-19 mostró ser segura

A partir de ensayos clínicos a más de 1.000 personas, los científicos sostuvieron que los resultados son prometedores, aunque faltan ensayos a mayor escala para determinar si los anticuerpos son suficientes para ofrecer protección a largo plazo.

El dato positivo, de acuerdo a la publicación en la revista médica The Lancet, es que demostró generar anticuerpos contra la enfermedad.

La vacuna denominada ChAdOx1nCoV-19, que está siendo desarrollada a una velocidad sin precedentes, está hecha a base de un virus que ocasiona el resfriado común en chimpancés y fue modificado genéticamente para que no pueda ocasionar infecciones en los humanos y se asemeje más al Covid-19. 

A pesar de los avances y destacar la noticia como “muy positiva”, el primer ministro británico, Boris Jhonson, prefirió calificar como una “exageración” que la vacuna esté disponible para fin de este año. “Obviamente tengo esperanzas, tengo los dedos cruzados, pero decir que estoy 100% seguro de que vamos a recibir una vacuna este año, o de hecho el año que viene, es, por desgracia, una exageración”, sostuvo el premier, quien reservó 100 millones de dosis de esa vacuna en estudio para Gran Bretaña.